viernes

El secreto de la felicidad



Tradicionalmente se ha hablado de la búsqueda de la felicidad. Realmente todos/as los que la buscan, se dan cuenta de que no se encuentra.  
La felicidad se construye
Depende de nosotros mismos.
Cada persona debe aprender a construir su propia felicidad, aprendiendo a pensar, a interpretar situaciones, emociones, a disfrutar de las pequeñas cosas, a entusiasmarse, a crear. 
Me pregunto por qué no nos enseñan desde pequeños que ser feliz sólo depende de uno mismo...

Dicen que la felicidad es experimentar emociones positivas en un gran porcentaje de tiempo, respecto a la cantidad de tiempo que experimentamos emociones negativas (Diener, Sandvik y Pavot, 1991). Es decir, un balance positivo de las emociones positivas frente a las negativas. No es tan importante la intensidad de la emoción como la frecuencia. Visto así, hay más personas felices de las que se creen. Pero buscamos algo que no existe, porque no sabemos lo que es.

Ser más felices no sólo nos hace sentir mejor, sino que nos da más energía, nos hace estar más sociables y creativos, más generosos y proactivos, y, algo muy importante, hace sentir mejor a las personas que nos rodean. (Barbara Fredrickson, 2004).

Una investigación desarrollada por Sonja Lyubomirsky, revela que lo que diferencia a las personas felices, son unos patrones de pensamiento y comportamientos más positivos que les hace sentir felicidad. Las personas felices tienes mejor autoestima, mayor confianza en sí mismas, una actitud más positiva y un mayor optimismo.
Quiza lo más revelador de la investigación, es que concluye que hay un 40% de felicidad que podemos aumentar aprendiendo a pensar
Es decir, un 40% de felicidad que depende de nuestro esfuerzo por querer ser felices y usar herramientas para ello. (Sonja Lyubomirsky, 2008).
 
Un ejercicio fantástico que podemos empezar por hacer nosotros mismos es que cada noche, antes de dormir, escribamos en un cuaderno 3 cosas positivas que hayan ocurrido en ese día.  
Focalizar en lo positivo, esforzarnos por ver la parte buena de cada circunstancia, y disfrutar de las pequeñas cosas, son, probablemente, los secretos de la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el blog de Laura Chica